jueves, febrero 08, 2007

Buenafuente rechaza el Micrófono de Oro

Ante la libertad de premiar, está la libertad de rechazar el premio, y este Micrófono de Oro lo rechazo porque no quiero estar en el mismo palmarés que un personaje [FJL] cuya concepción de la radio es por completo ajena a la mía. Yo respeto mucho esta profesión, y la forma que tiene esta persona de llevarla a cabo me ofende. No es la radio que a mí me gustaría para este país. Se puede optar por la discrepancia en silencio, pero yo he optado por decir en voz alta que no soporto estos premios salomónicos que tratan de honrar colores imposibles. Así tratan de decir que todo vale, y poco a poco se va pudriendo el periodismo. Y quería dejar clara mi discrepancia. En voz alta.


(Vía Escolar)

4 se cuentan algo

llavespada dijo...

Simplemente genial, así es como se debe tratar a ese... ¿ser? que explica sus interpretaciones de política como le da la gana.

Eso si el gangoso de Losantos ya le ha respondido con una pataleta dándoselas de ser superior y le ha llamado nacionalista y ha acabado hablando del tripartito, de Carod Rovira y de ETA... parece que ese hombre tiene un monotema y todo lo lleva allí

Lucía dijo...

Lo malo es que aunque estoy convencida de que Andreu ha actuado bien, el personajillo ese ha conseguido que se hable mucho más de él.

Tyler Durden dijo...

ay Buenafuente!, aquí se te vió demasiado el plumero, y tuviste muy poca cintura...
Hay que saber torear en todas las plazas, no sólo en las que nos gustan. Que para eso hay libertad de expresión.
Además Losantos es un cómico excelente, surrealista y gamberro.
Es poner su programa y partirte de risa de las chorradas que suelta, es un genio del humor surrealista!

DeLarge dijo...

lo cierto es que no hay mejor despertador que Losantos... es ponerlo por las mañanas y ya parece que lleves una noche entera partiendote la cara en algún sótano de algún bareto... y eso que estás recién levantado